Un tesoro en la basura

Hace unos meses me encontré un viejo sillón de mimbre junto a un contenedor de basura. No me lo pensé dos veces, paré el coche y lo eché en el maletero. Llegué a casa muy ilusionada con mi hallazgo, pero lo que a mi me parecía un tesoro a Carlos, mi marido, le parecía un trasto sucio e inútil. 

Afortunadamente casi nunca le hago caso a Carlos, así que decidí restaurar el viejo sillón y convertirlo en un cómodo asiento para el jardín. Este fue el resultado ¿qué os parece mi sillón restaurado?

SILLON-BAMBUEL PROCESO: El viejo sillón tenía varias capas de pintura negra y era realmente complicado quitarla por completo, así que decidí lijar la primera capa, cubrirla con una imprimación para madera y pintarla con una pintura blanca. Para construir la base del asiento usé cinchas de tapizar entrelazadas y las fijé con pequeños clavos al bambú.SILLON-BAMBU-detallesLa parte blanda está compuesta por una base de gomaespuma de 12cm de grosor para el asiento y un cojín de 65x65cm de fibra para el respaldo. Para rematar el sillón confeccioné a medida una tapicería en amarillo pastel.SILLON-BAMBU-CRISTINAEl trabajo ha merecido la pena, ahora podré disfrutar de un bonito y cómodo sillón en mi jardín esta primavera. Aun no se si dejaré que Carlos lo pruebe… 😉

Anuncios

Un comentario en “Un tesoro en la basura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s